Consejos Prácticos Para un Retiro de Meditación Vipassana

  • Autor de la entrada:
  • Última modificación de la entrada:27/02/2024

Si estás pensando en hacer un retiro de silencio para embarcarte en un viaje “hacia adentro”, en este post te comparto mis consejos para un retiro de meditación Vipassana, para facilitarte un poco el viaje, que va a ser uno de los mas desafiantes de tu vida.

Hace unos meses tuve la suerte de poder participar de un retiro de meditación Vipassana en Tailandia que desafió mi mente de una manera que nunca había experimentado.

Por si no lo sabías, un retiro Vipassana es un curso de meditación en donde te enseñan la técnica Vipassana, una de las técnicas de meditación más antiguas de la India, redescubierta por Gotama Buda hace más de 2.500 años.

Vipassana se basa en la auto-observación. En observar las sensaciones que experimenta el cuerpo y entender que todas las sensaciones tienen un comienzo y un final, son impermanentes. Sólo las tenemos que observar y mantenernos ecuánimes a ellas, sin ningún tipo de reacción. 

El retiro dura 10 días (más el día que llegás y te vas), en los que tenés que estar en completo silencio. Se medita diez horas por día. No se puede llevar libros ni teléfonos, ni nada que te pueda distraer. Básicamente vas a estar 10 días solo/a con tu mente.

Lee estas recomendaciones para que tengas una gran experiencia como la tuve yo.

También te puede interesar:

Cómo elegir centro para el retiro vipassana

En la página oficial de Dhamma, podés ver todas las opciones de centros Vipassana cerca tuyo y en los distintos países que se ofrece. En esa misma página podés aplicar para el centro que elijas si es que quedan cupos.

Pero primero, tenés que elegir el centro de meditación para tu retiro Vipassana. Tené en cuenta lo siguiente.

¿Habitaciones privadas o compartidas?

Esto era el punto número uno para mí y mi primer consejo para el Vipassana. 

Sí o sí quería una habitación privada, por lo que me aseguré que los centros que me interesaban ofrezcan habitación privada con baño privado. 

Es que no me puedo imaginar como sería tener que compartir habitación con otras personas en algo tan personal, tan íntimo, tan privado como es estar de vacaciones solo con tu mente. Además compartir habitación me desconcentraría un montón. 

Te recomiendo altamente asegurarte que tu centro tiene habitaciones privadas.

Retiro meditacion vipassana tailandia dhamma kancana

Clima

Fijarse en el clima y la estación del año es otra de mis recomendaciones para el Vipassana.

Como yo estaba en Asia, mi objetivo era que no haga mucho calor, porque no podría imaginarme concentrarme en la meditación mientras las gotas de sudor te caen por la espalda. 

El centro que elegí tenía el clima perfecto. No hacía ni frío ni calor, y además, como estaba en la jungla, llovía todo el tiempo lo cual hacía que el ambiente sea incluso más lindo para meditar.

consejos retiro meditacion vipassana

Comida

Cuando todos los días son iguales y monótonos, vas a ver cómo la comida va a pasar a ser la parte más emocionante de tu día. 

Yo quería que la comida sea rica y variada. Mis cocinas preferidas son la italiana, la india y la tailandesa, así que sabía que si hacía el retiro en Tailandia, no me iba a decepcionar. 

Y efectivamente. La comida era riquísima y todos los días variaba, había muchas opciones para elegir. Un 10. 

El desayuno y el almuerzo eran los momentos más felices de mi día.

Un amigo que hizo el Vipassana en India me contó que a ellos siempre le daban sopa de lentejas con un pedazo de pan y que no cambió en los 10 días.

¿Es fácil llegar?

Otra cosa a tener en cuenta para el retiro Vipassana es qué tan fácil es llegar al centro de meditación. Por lo general quedan en zonas alejadas de las ciudades, para tener más tranquilidad durante la meditación.

En India había un montón de Centros Vipassana en medio de la nada, para los que no era tan fácil o cómodo llegar.

El Centro Dhamma Kancana, en donde hice mi retiro, organizaba el transporte desde Bangkok, por lo que fue super fácil y sin estrés.

Nos juntamos en un punto de la ciudad a las 9 de la mañana el primer día y nos llevaron en 2 buses hasta el lugar del retiro. Lo mismo para la vuelta. Espectacular.

curso meditación vipassana

Idioma: Otro punto fundamental

Asegúrate que en el Centro que elijas hablen tu idioma, ya sea inglés o español.

En mi curso hablaban inglés y tailandés. Pero un amigo que lo hizo en India por ejemplo, me contó que él era el único western de todo el curso y que nadie hablaba inglés, ni siquiera los profesores ni los organizadores – a pesar que el curso se promocionaba como que era en inglés y en hindi.

Para evitar llevarte sorpresas, recomiendo leer las reviews de google, ver si todas las reseñas son de personas locales o si también hay reseñas de extranjeros, y si dicen algo del idioma. Los cursos impartidos en países hispanohablantes por lo general son en inglés y español.

Si hablás otro idioma podés pedir un aparato que te traduce a tu idioma.

¿Tenés la opción de meditar en tu habitación?

A nosotros nos daban la opción de meditar en la habitación en la madrugada (de 4:30 a 6:30), y luego del almuerzo (de 13:00 a 14:30).

También a veces durante la mañana o la tarde nos daban esa opción (o meditabas en el hall principal con todos, o en tu habitación) y eso para mi fue muy valioso porque a las mañanas cuando estaba mitad dormida por levantarme tan temprano, meditaba en pijamas en mi habitación (teníamos un set de almohadones para meditación en la habitación también).

Pero sé de gente que solo podía meditar en el hall principal y en unas celdas de meditación que se les asigna.

Para mi meditar en mi habitación fue fundamental porque a veces me cansaba de estar siempre en el mismo lugar en el Hall principal y necesitaba un cambio de aires, además al estar en tu habitación podés hacer unas mini siestitas entre meditaciones.

dhamma kancana vipassana curso
Mi habitación quedaba en esa casita en la selva

¿Podés irte antes que termine el curso?

Este punto no fue muy importante para mi porque desde que elegí hacer el curso tenía la determinación que me iba a quedar los 10 (o más bien 12) días sea como sea, sufra lo que sufra. No iba a abandonar. Me conozco.

Pero no todos piensan lo mismo o tienen tanta determinación por lo que es importante averiguar de antemano si es posible irse del curso antes que finalice.

En mi curso se fueron 3 mujeres y 5 hombres entre los días 3 y 5. Pero sé por otra gente que hizo el curso de Vipassana en otros lugares, que no los dejaban irse.

Lo que te dicen es: “te estás sometiendo a una cirugía de la mente, te irías en el medio de una cirugía de cerebro antes que termine, desangrándote entera? No, bueno esto es lo mismo”

curso meditacion vipassana

Mi mejor consejo es: investigá, lee reseñas, buscá blogs de personas que estuvieron en ese centro (en inglés capaz que tenés más chances de encontrar contenido en google).

Te juro que tu experiencia va a cambiar un montón dependiendo del lugar en donde estés.

Mi amiga me mostró el video de su habitación y su baño en India y realmente parecía una carcel. Yo no hubiera aguantado ni un día en esas condiciones. Las instalaciones estaban bastante sucias y viejas. 

Mi habitación en el Centro Dhamma Kancana era mejor que cualquier habitación de hotel en donde me quedé en este viaje, y estaba todo impecablemente limpio. Esto me ayudó un montón a transitar los días difíciles. Estar en un entorno lindo, en medio de la jungla.

Bueno, ahora te voy a dar mis mejores consejos para el Vipassana basándome en mi experiencia del curso de 10 días que hice.

Qué llevar al vipassana

Ya sabemos cómo elegir el centro para tu vipassana, ahora te voy a contar qué ropa y otros elementos tenés que llevar al retiro.

Reloj

Esto va a servir mucho a tu salud mental.

Yo preferí un reloj pulsera, porque lo podía tener mientras estaba en el hall principal y siempre sabía cuánto faltaba para que termine la sesión.

Sobre todo en las sesiones eternas de 2 horas, para mí era super importante ver la hora. A veces creía que faltaban 5 minutos y veía la hora y PUM faltaban 40 minutos.

Puede ser un poco desmotivador si, pero sin saber la hora me hubiera vuelto loca.

Además es importante saber la hora en los recreos para saber cuánto tiempo tenés para dormir antes que empiece la próxima sesión.

Un reloj de mesa también puede funcionar aunque creo que no es posible llevarlo al hall principal.

En cuanto a los relojes inteligentes (smart watch) yo no tuve problema con el mío durante el retiro Vipassana. Me dejaron quedármelo, pero sé que en otros centros no te dejan, porque es digital y no mecánico.

Botella de agua

Super importante mantenerse hidratado y tener la botella siempre con vos (aunque no se la puede ingresar al hall de meditación)

Repelente para mosquitos

Depende donde hagas el Vipassana, es importante que lleves repelente.

Yo recibí este consejo de todo el mundo, pero afortunadamente no lo necesité porque mi Centro estaba totalmente sellado con mosquiteros, hasta la abertura más pequeña tenía red para mosquitos, por lo que no sentí ningún mosquito en toda mi estadía.

Crema para la cara y cuerpo

Este tip me lo dio una amiga y me pareció genial.

Llevá algo de cuidado personal así cuando volvés a tu habitación a la noche, tenés un momento para vos, te ponés la crema, te hacés unos masajes y te vas a dormir.

Qué ropa llevar al vipassana

Toda la ropa que uses durante tu retiro de meditación Vipassana tiene que ser ropa suelta, que te cubra los hombros y las rodillas y que no sea transparente claramente.

Te recomiendo llevar un shawl o pashmina también para meditar. Muchas chicas tenían esas túnicas tipo camisola blancas y eran buenísimas para la ocasión.

En cuanto al calzado, al menos en Asia, solo necesitás chanclas u ojotas. Nada más.

Otros consejos para el retiro de meditación vipassana

Deja atrás las expectativas

Quizá escuchaste de gente que tuvo experiencias maravillosas durante el curso, que sintió sensaciones en el cuerpo fuera de este mundo, o que vieron su propia muerte, que el curso les cambió la vida.

Tenés que saber que cada persona tiene una experiencia absolutamente diferente y que no significa que a vos te va a pasar lo mismo.

Si vas sin expectativas evitás estar “esperando ese momento mágico” que quizá no va a llegar nunca, y si no experimentas eso tampoco significa que fracasaste y que nada valió la pena.

Trata de observar lo que te pasa y lo que no te pasa, sin esperar nada.

Sólo participa del curso cuando realmente lo sientas

No escuches a nadie que te diga: “hazlo”.

Esto es algo tan fuerte, tan difícil, tan desafiante que es una decisión que tiene que venir directamente de tu interior, nadie más tiene que estar seguro que hacerlo más que vos mismo/a.

Así que una vez que sientas que el llamado viene desde el fondo de tu corazón y no porque viste a los demás hacerlo, recién ahí hazlo, si no no vas a aguantar, si no tenés una buena razón o intención para tomar el curso, no lo vas a aprovechar de la mejor manera.

Practica yoga unos meses antes del vipassana

El yoga te va a ayudar a mantener la postura sin tener tanto dolor corporal. Acordate que vas a estar sentado/a once horas por día y las piernas, la espalda, las rodillas y el cuerpo duelen.

Avisá a tu familia y amigos que vas a estar sin conexión por 12 días

No te olvides de este pequeño detalle, a menos que quieras ser famoso/a en las redes como “desaparecido/a”

No seas glotón/glotona

Los almuerzos y los desayunos son tipo buffet, por lo que podés comer todo lo que quieras. Para mi esto es un peligro porque no tengo límite.

Sin embargo, es recomendable comer hasta que estés 75% lleno para poder meditar mejor. Nadie puede concentrarse en la meditación con dolor de estómago.

Caminá en los recreos

Esto cambió un montón mi experiencia.

Al principio, en los recreos cortos de 15 minutos entre sesiones de meditación, me quedaba afuera del hall principal, esperando.

Pero después me avivé y empecé a caminar a mi habitación que quedaba en otra zona, mas baja, por lo que después tenía que subir varias escaleras para volver al hall principal y eso hizo que camine mucho más, me sienta mas activa, cambie de ambiente, y fue excelente para mi salud mental.

Si no querés volver a tu habitación, camina por los lugares asignados.

Usá los cojines para sentarte de una manera más cómoda

Yo por lo general me ponía dos cojines pequeños abajo de las rodillas, y me sentaba sobre dos almohadones. Con esto casi no tuve dolor de piernas en todo el retiro, pero si me costaba horrores mantener la espalda derecha.

Podés moverte y cambiar de posición

Antes de tomar el curso de meditación Vipassana, creía que tenía que estar literalmente las 10 horas sentada sin poder moverme, pero no…no es tan así.

Los primeros días podés cambiar de posición cuando te canses, sin problema, sin drama.

El día 4 nos enseñan la técnica Vipassana y nos piden que estemos sin cambiar de posición (es decir, sin mover las piernas, sin mover las manos y sin abrir los ojos) una hora tres veces por día. No es tan malo como yo creía, una hora es bastante soportable, y es a la mañana, después del almuerzo y a la tarde. El resto del tiempo, podés moverte si te cansás o si te duele algo.

Tratá de no pensar en cuántos días faltan

Esto es algo que yo hacía todos los días, contaba cuántos días faltaban y al principio era super desmotivante. Los días eran eternos y bastante monótonos. Como te dije, lo único que cambiaba es la comida. 

Ya sé que es mas fácil decirlo que hacerlo, pero creo que lo mejor es no pensar y simplemente vivir el día a día.

No te desmotives si hay días que te cuestan demasiado.

A mi me pasó mucho esto sobre todo los primeros 2 días, meditaba por medio minuto y mi mente se iba a cualquier lado por los próximos 20 minutos, hasta que me acordaba que tenía que volver a concentrarme en la meditación, otro medio minuto y después ya estaba de vuelta en un mar de pensamientos. 

Esto es super normal y no te tenés que juzgar por eso, simplemente observalo y cuando te des cuenta que te fuiste, volvé a la meditación y así sucesivamente.

Haz preguntas

Hay dos momentos en el día que podés hacer preguntas a los profesores (si, ahí podés hablar). No te quedes con las dudas, podés preguntar lo que sea que te esté inquietando.

retiro meditación vipassana tailandia dhamma kancana

Espero que estos consejos te hayan ayudado a tener una mejor idea de cómo elegir el Vipassana, a qué centro ir, qué llevar y las cosas a tener en cuenta para pasar diez días recluido de la civilización meditando.

Si te quedó alguna pregunta, dejala en los comentarios y no te olvides de leer mi experiencia en el retiro de meditación Vipassana acá.

También te puede interesar:

Flavia

¡Hola! Mi nombre es Flavia, hace 10 años que dejé mi país para trabajar y vivir en distintos lugares. Ahora trabajo remoto como freelancer y viajo por el mundo. Me encanta disfrutar la vida al máximo y quiero que vos también lo puedas hacer.

Deja un comentario